¿Cuál es la importancia de la glucosa?


La glucosa o azúcar en la sangre es la principal fuente de energía del cuerpo, sin ella ninguna función biológica se podría llevar a acabo en nuestros órganos, además es una especie de combustible que te permite realizar tus actividades diarias.

¿Para que sirve la glucosa?

La glucosa es uno de los grandes motores de la naturaleza pues provee de energía a todos los seres vivos. Cuando comemos, el cuerpo procesa los alimentos en moléculas simples que pasan del intestino al torrente sanguíneo, el cual se encarga de llevarlas a todas las células del cuerpo. De esta manera, los distintos alimentos son “convertidos” por el cuerpo en aminoácidos, proteínas, glucosa, etc. Los carbohidratos y azúcares son los que se transforman en glucosa, la cual es utilizada inmediatamente como energía.

¿Cómo funciona la glucosa como energía?

Sin embargo, para poder utilizar este combustible, el cuerpo requiere de una hormona llamada insulina, la cual funciona como una llave que abre a la glucosa, las puertas de las células.

¿Qué pasa con la glucosa cuando tienes Diabetes?

Cuando se tiene Diabetes, esta hormona no hace su labor, ya sea porque no es suficiente (Diabetes tipo 1) o porque el cuerpo ha desarrollado una condición denominada “resistencia a la insulina”(Diabetes tipo 2), de esta manera la glucosa se queda en la sangre y las células quedan desprovistas de energía. Esto explica por qué uno de los síntomas de la Diabetes es la fatiga.

¿Qué pasa cuando hay un exceso de glucosa en la sangre?

El exceso de glucosa en la sangre provoca muchos desastres, por ejemplo, los riñones necesitan sacarla rápidamente y para ello utilizan el agua del cuerpo y la desechan por la orina, lo cual explica porqué las personas con Diabetes tienen muchas ganas de orinar.

¿Cuáles son las consecuencias de tener exceso de glucosa?

Por otro lado, una gran cantidad de azúcar también disminuye la capacidad de los glóbulos blancos de combatir infecciones haciendo que el cuerpo sea más vulnerable a las enfermedades. Con el tiempo, la glucemia elevada causa problemas en ojos, nervios, vasos sanguíneos, hígado, corazón, riñones y una buena parte de nuestros órganos.

Además como el cuerpo necesita energía y no la obtiene mediante la glucosa, comienza a quemar nuestras reservas de grasa por lo que los pacientes bajan de peso rápidamente. Esto puede sonar benéfico, sin embargo, al convertir las grasas en energía, se producen sustancias de desecho denominadas cetonas, las cuales también causan estragos.

¿Por qué tengo que llevar un tratamiento para controlar la glucosa?

La glucosa es totalmente indispensable para el cuerpo, pero tenerla en la sangre sin que entre a las células resulta mortal. De ahí que el objetivo del tratamiento sea reducir el azúcar en sangre permitiendo que la glucosa entre a las células. Es decir, que tus medicamentos sirven para que tu cuerpo utilice de manera adecuada la glucosa y, por tanto, no se quede circulando en tus venas.

Dado que la glucosa se obtiene mediante la alimentación, es necesario comer aquellos productos que no eleven demasiado el azúcar en sangre, pero que le provean a tu organismo de la energía necesaria para el día a día.

Sin la glucosa no podrías vivir y esa es la importancia que este carbohidrato tiene en el cuerpo.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>